El trigo sarraceno, un gran desconocido que deberías incluir en tu desayuno

El mundo de los cereales es muy amplio y hay muchos que están a nuestro alcance, pero que no son muy conocidos por la mayoría de las personas. Uno de ellos es el trigo sarraceno, un cereal muy completo que aporta una gran cantidad de beneficios a nuestro organismo.

¿Qué es el trigo sarraceno?

El trigo sarraceno es un cereal originario de Asia, que se ha utilizado desde hace miles de años en la alimentación humana. Aunque su nombre en realidad es un error, ya que no pertenece a la familia del trigo.

Es un cereal rico en proteínas, minerales, vitaminas y fibra, lo que lo convierte en un ingrediente ideal para cualquier dieta saludable y equilibrada. Además, es apto para personas con intolerancia al gluten, ya que no lo contiene.

Beneficios del trigo sarraceno

El trigo sarraceno es una excelente opción para incluir en tu desayuno, ya que tiene muchos beneficios para la salud y el bienestar:

  • Proteínas: es un cereal muy rico en proteínas, lo que lo convierte en una excelente opción para deportistas y personas que necesitan una mayor ingesta de proteínas en su dieta.
  • Fibra: es rico en fibra, lo que ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a prevenir enfermedades digestivas.
  • Minerales: es rico en hierro, potasio, magnesio y calcio, lo que lo convierte en un cereal muy completo que fortalece los huesos y previene la anemia y otros trastornos relacionados con la deficiencia de minerales.
  • Vitaminas: es rico en vitaminas del grupo B, que son esenciales para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para mantener la piel, el pelo y las uñas en buen estado.
  • Bajo en calorías: es bajo en calorías y no contiene grasas saturadas, lo que lo convierte en un alimento ideal para dietas de control de peso y para personas que quieren cuidar su salud cardiovascular.

Cómo incluir el trigo sarraceno en tu desayuno

El trigo sarraceno es muy versátil y se puede utilizar de muchas maneras en la cocina. A continuación, te proponemos algunas ideas para incluirlo en tu desayuno:

  • Porridge de trigo sarraceno: cocina el trigo sarraceno en agua o leche vegetal hasta que esté blando. Añade canela, frutos secos, frutas frescas y un poco de sirope de agave para endulzar. Este porridge es una excelente opción para comenzar el día con energía y vitalidad.
  • Granola de trigo sarraceno: mezcla los copos de trigo sarraceno con frutos secos, semillas, miel y aceite de coco. Hornea en el horno hasta que esté dorado y crujiente. Esta granola es ideal para acompañar el yogur o las frutas frescas.
  • Tortitas de trigo sarraceno: mezcla el trigo sarraceno con harina de avena, huevo, leche vegetal y un poco de levadura. Haz las tortitas en una sartén antiadherente y acompaña con frutas frescas y sirope de agave o miel.

Como ves, el trigo sarraceno es un cereal muy completo y nutritivo que puede aportar muchos beneficios a tu organismo. Inclúyelo en tu desayuno y notarás la diferencia.