La granola casera: el snack perfecto con nueces y semillas

¿Qué es la granola? Se trata de un alimento compuesto por una mezcla de copos de avena, semillas, frutos secos y miel que se consume principalmente en el desayuno. Aunque se originó en los Estados Unidos en el siglo XIX, ha ganado popularidad en todo el mundo gracias a sus beneficios nutricionales y su delicioso sabor.

Beneficios nutricionales de la granola casera

La granola casera es una excelente opción para aquellos que buscan desayunos saludables y nutritivos. Entre sus beneficios destacan:

  • Fuente de energía: Los carbohidratos complejos presentes en los copos de avena proporcionan una energía sostenida durante todo el día.
  • Proteína vegetal: Las semillas y los frutos secos son una gran fuente de proteína vegetal, que es esencial para la reparación y el crecimiento muscular.
  • Fibra: La granola es rica en fibra, lo que ayuda a mantener la salud digestiva y reduce el riesgo de enfermedades del corazón y la diabetes.
  • Ácidos grasos saludables: Las nueces y las semillas son una fuente rica en ácidos grasos saludables, como el omega-3 y el omega-6, que ayudan a reducir la inflamación y proteger el corazón.

Cómo hacer granola casera con nueces y semillas

Afortunadamente, hacer granola casera es fácil y económico. Además, puedes experimentar con diferentes ingredientes para crear tu propia mezcla personalizada. Aquí te presentamos una receta básica con nueces y semillas:

  • 3 tazas de copos de avena
  • 1 taza de nueces picadas (almendras, avellanas, nueces)
  • 1 taza de semillas (calabaza, chía, sésamo)
  • 1/2 taza de miel
  • 1/4 taza de aceite de coco o aceite de oliva
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de sal

1. Precalienta el horno a 160°C.

2. En un tazón grande, mezcla los copos de avena, las nueces y las semillas.

3. En otro tazón más pequeño, mezcla la miel, el aceite de coco o de oliva, la canela y la sal.

4. Vierte la mezcla líquida sobre la mezcla seca y mezcla bien.

5. Coloca la mezcla en una bandeja para hornear forrada con papel de hornear.

6. Hornea durante unos 20-25 minutos, o hasta que esté dorada y crujiente. Remueve bien a los 10 minutos para que quede todo bien tostado.

7. Deja enfriar y guarda en un recipiente hermético.

Cómo consumir granola casera con nueces y semillas

La granola casera con nueces y semillas se puede comer de muchas maneras diferentes. Aquí tienes algunas ideas:

  • Mezcla la granola con yogur natural y frutas frescas para un desayuno rápido y saludable.
  • Usa la granola como topping para tus batidos o smoothies.
  • Agrega la granola a tu leche vegetal favorita y disfruta de una deliciosa taza de cereales.
  • Usa la granola como base para hacer barritas de granola caseras.
  • Sirve la granola como aperitivo entre comidas para darte un impulso energético.

Conclusión

La granola casera con nueces y semillas es una opción saludable, deliciosa y fácil de preparar para el desayuno o para cualquier hora del día. Además, puedes personalizar tu receta con tus ingredientes favoritos. Haz un gran lote de granola casera y tendrás un snack saludable y delicioso para todo el mes.